Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Un blog de noticias, opinión, entretenimiento y un poco de todo

El Blog de Daniel Higa Alquicira

Cuba y Corea del Norte, los rebeldes del sistema enfrentan nuevos retos económicos por la pandemia

Cuba y Corea del Norte, los rebeldes del sistema enfrentan nuevos retos económicos por la pandemia

Cuba y Corea del Norte son dos países que van a contracorriente, son naciones que sufren bloqueos económicos y que para muchas democracias occidentales, sus gobiernos rebasan por mucho los límites del autoritarismo y fomentan una dictadura, además de ser acusados de violar de manera sistemática los derechos humanos de sus ciudadanos o al menos de los que se oponen a esos regímenes.

Sin embargo, la pandemia de covid-19 ha trastocado a todos las naciones del mundo, por lo que Cuba y Corea del Norte reconocen que su situación es complicada y que necesitan ajustes internos para enfrentar las condiciones que se van generando tras la crisis sanitaria.

Cuba ha transitado de manera paulatina a una mayor apertura comercial y de inversiones, a pesar del bloqueo de los Estados Unidos que se endureció con Donald Trump, su gobierno ha dado esbozos de flexibilizar sus políticas financieras en aras de atraer inversiones extranjeras, divisas internacionales y generar una economía híbrida en donde se aprovechen las ventajas de un mercado más abierto sin caer en los excesos de un capitalismo salvaje. 

Cuba busca adaptarse a las exigencias del mercado

Sin embargo, la pandemia ha complicado aún más las cosas para la isla del Caribe, sobre todo en materia de inversiones. Tal como lo señaló el primer ministro, Manuel Marrero, Cuba tendrá que adaptarse a un “mercado mucho más hostil”, con una competencia sin “miramientos” y con condiciones aún más radicales en favor de la potencias.

“Para el futuro cercano el planeta será más competitivo, donde la puja entre los países por colocar sus productos en el mercado internacional y atraer la inversión extranjera se hará a toda costa, sin miramientos", estimó Manuel Marrero.

En ese sentido, el gobierno cubano proyecta que "se impone un cambio radical en las formas de hacer comercio exterior, de atraer la inversión extranjera y de trabajar la colaboración internacional", por lo que "esperar no es la solución".

Con esta visión de futuro, Cuba pretende sumarse lo más rápido posible a estas nuevas exigencias, ya que tal como lo aseguró Marrero, "la grave crisis económica y social que enfrenta la humanidad por la pandemia requiere de mayores esfuerzos y de nuestra inteligencia para adaptarnos, de forma tal que nos permita avanzar a pesar de todo".

De esta manera, el gobierno cubano  ha definido una nueva estrategia económica que contiene propuestas como la promoción y diversificación de las exportaciones, la sustitución efectiva de importaciones, la atracción de inversión extranjera, la obtención de recursos a través de créditos comerciales, y la promoción de la cooperación internacional, tanto la que Cuba ofrece como la que recibe. 

¿Corea del Norte se acerca a una hambruna?

Pero si bien Cuba mira hacia el futuro con una posición más abierta, Corea del Norte se aproxima a una situación poco clara con respecto a su solidez económica y sus medios de producción, sobre todo en el plano de alimentos, lo que genera incertidumbre por lo aislado que se ha mantenido este país asiático del resto del mundo y por la cerrazón con que su gobierno maneja los problemas internos.

De acuerdo a la agencia ANSA, “el espectro de una nueva hambruna se cierne sobre Corea del Norte”, esto tomando como base un discurso que realizó su líder Kim Jong-Un, en donde utilizó palabras poco claras pero que hacen suponer que la crisis que se avecina puede ser terrible para ese país.

Kim Jong-Un, quien es ya la tercera generación de la familia en el poder durante más de 75 años, admitió que Corea del Norte está atravesando "la peor situación de su historia" y pidió a los miembros de su partido y de su gobierno, “emprender otra marcha, más difícil, ardua, para aliviar a nuestro pueblo de las dificultades".

Según analistas consultados por la agencia de noticias, las palabras del líder norcoreano pueden ser “un recordatorio de cuando en la década del 90, el país se vio abrumado por una crisis humanitaria de tres millones de víctimas”.

Historia reciente

En esto coincide Lina Yoon, investigadora de Human Rights Watch, quien considera que el líder "parece querer decirle a la gente que sabe que la situación económica es terrible, que no tienen planes de comenzar a importar alimentos y bienes esenciales en breve, y puede que ya haya en el horizonte una hambruna devastadora".

La referencia a esta situación extrema es muy cercana, ya que entre 1995 y 2000 en toda Corea del Norte escaseó incluso el arroz -su alimento básico-, por lo que la histórica hambruna se extendió entre los 23 millones de habitantes, “producida por la mala gestión de las reformas económicas y por las particulares condiciones climáticas del país, que había quedado huérfano de apoyo tras el derrumbe de la Unión Soviética”, dice ANSA.

Ahora las condiciones climáticas y la pandemia hacen posible que se repita una situación similar. “En 2019 la sequía agravó los problemas, y luego llegaron el Covid-19 y las estrictas restricciones”, por lo que “testimonios de personas que lograron escapar de Corea del Norte, como los diplomáticos rusos, hablan de un país donde incluso las necesidades básicas escasean”, concluye la agencia de noticias.
 

Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post